Hay, literalmente, una razón de peso para elegir los cubiertos

 

Cuando eres el anfitrión quieres que tu cena sea inolvidable. Hay un detalle en el que no solemos reparar: el peso de los tenedores, cuchillos y cucharas puede ser la diferencia entre “los mariscos estuvieron buenos” y “me encantó, es el mejor pulpo al olivo que he probado ”

Los mejores restaurantes del mundo dejaron de vender comida para dedicarse a vender experiencias. Pero no se trata solo de los sabores, la música, la decoración de los platos, el servicio, la historia detrás de los ingredientes, y los aromas son determinantes para la experiencia gastronómica. La tecnología para llevarnos la comida a la boca —es decir, la ciencia detrás de los cubiertos— también juega un papel fundamental.

¿Quieres conocer sobre terrenos en Pacífica Mocolí? Haz clic aquí.

Los cubiertos como los conocemos se han mantenido iguales desde hace siglos, pero en los últimos años, los chefs e investigadores se han empezado a preguntar sobre la influencia que puede tener la cubertería en el sabor de los alimentos. En 2015, un estudio de Crossmodal Research Laboratory de la Universidad de Oxford demostró que mientras más pesados los cubiertos, más se disfruta la comida.

Para llegar a este resultado, los científicos analizaron la experiencia de ciento cincuenta personas. Las dividieron en dos grandes, y les pidieron que calificaran la comida que les sirvieron en un restaurante en Edimburgo, Escocia. Todos probaron los mismos platos pero el un grupo utilizó cubiertos más pesados que el segundo grupo.

Quienes utilizaron los de mayor peso dieron calificaciones significativamente mayores a los platos, y estuvieron dispuestos a pagar más por lo que comieron.

Comer no es solo llevarse alimentos a la boca. La experiencia gastronómica va más allá, a detalles que no imaginábamos, como la cubertería. “Todos los sentidos entran en juego cuando se trata de percibir algo” —dice el chef franco-colombiano Charles Michel, uno de los autores del estudio— “Por ende, sentarnos en una mesa y simplemente concentrarnos solo en lo que hay en el plato es limitar la experiencia. Realmente hay mucho más”. Y la vida es para encontrar esos detalles donde hay mucho más.

¿Cómo elegir los cubiertos correctos?

Lo que se demostró en la sexta mejor universidad del mundo ahora puede tener un efecto directo en tu mesa. Cuando elijas la cubertería para tu casa fíjate en el peso. El mercado facilita el proceso de compra: la mayoría de los cubiertos ya vienen catalogados por peso. Existe la opción heavy, pero lo ideal —para lograr el efecto que causó el estudio de Oxford— es comprar los extra heavy. La experiencia cuando tengas invitados en casa —o incluso para una cena entre semana en familia— será extra deliciosa.

“Si lo piensas, la tecnología que nos metemos a la boca -los cubiertos- no ha evolucionado desde hace varios siglos y es una tecnología con la que interactuamos todos los días. Entonces lo que queremos es inventar nuevas formas de acercarnos al alimento para que sea más placentero y el acto de comer sea mucho más consciente.”

Además de analizar el efecto del peso de los cubiertos en el disfrute de la comida, el chef Charles Michel ha explorado cómo afecta el material y el color. Según él, comer con una cuchara de oro cambia la sensación de viscosidad de los alimentos. Este metal dorado modifica la percepción sobre el valor de la comida y se disfruta más.

Cuando uno está por cambiarse a la casa con la que siempre soñó, hay que cuidar cada detalle. Los cubiertos extra pesados no pueden faltar en  tu nueva mesa: ya sea en una cena formal con socios, una celebración de amigos, el almuerzo del domingo o un desayuno contigo mismo.

Cómo elegir cubiertos

¿QUIERES INFORMACIÓN SOBRE TERRENOS EN PACÍFICA?

Llena el formulario con tus datos y preguntas para ponernos en contacto contigo: